El fuego deja sin casa a algunos afectados por el incendio de Llutxent