La Guardia Civil estudia muertes sin resolver que podrían adjudicarse a Bernardo Montoya