Pedro Sánchez, recibido entre aplausos por sus ministros