La presunta parricida de Logroño habla con sus hermanos: “Sed fuertes, no me abandonéis”