El último tubo para permitir la bajada de los mineros, a punto de ser colocado