Una rata en el escote de Raquel