Un paraje bello, aislado y hostil