Miriam Sánchez, 24 horas con los González Retamar