Mauricio, rodeado de meretrices