¡Aída consigue fugarse a Cuba!