Gabriel: "¡Mi imagen es impoluta!"