La madre de Rocío, drogada