La pasarela se inunda de color con el atrevido cambio de Pelayo a María José