Marci trabaja de peluquera: "No tengo ánimos para arreglarme"