Cientos de argentinos toman la Puerta del Sol y desatan la locura tras el pase a octavos