El Rey baja al vestuario para animar a la selección española