Brasil y Neymar irradian felicidad