Christian Gálvez se parte de risa con la anécdota de Orestes: “Se me ha olvidado quitarme la pulsera de la discoteca”