Las voces que se alzan a favor de la cadena perpetua se oyen con más fuerza