Mati, destrozada tras la muerte de Hakim