El Gobierno apuesta por la unión fiscal y bancaria de Europa