La presidenta de Invercaria intentó que un subordinado elaborara informes falsos que justificaran las ayudas concedidas