2013 será aún más difícil