Los Príncipes, de vacaciones por separado