Bárcenas, cinco días en prisión