Iñaki Urdangarin llama a la policía de Ginebra para evitar a la prensa