Reuniones, comparecencias, visitas al hospital... Así ha sido el intenso fin de semana del gobierno ante la crisis del ébola