Miguel Castañón, un alcalde que vive de las ayudas sociales y familiares