Víctor. "La calle es muy dura y gracias a ellos tengo donde dormir"