La conversación de Porto y Basterra en el calabozo, anulada como prueba