El cierre de Funnydent ha dejado 2.500 afectados