Fabiola cobra 400 euros de pensión y la Junta le pide 300.000 euros por una herencia