Antoñita: "El asesinato no se ha producido por dinero, sino por orgullo"