Crimen Patraix: el careo entre Maje y su amante Salva, 50 minutos de silencio absoluto