Dámaso, todo un artista