Gritos de "asesina" y "que la saquen" en la comisaría donde estaba la detenida por la muerte de Gabriel