Guerra al plástico: Mallorca ha recogido en lo que va de año hasta 12 toneladas de residuos en sus aguas