Patricia Ramírez, la madre de Gabriel, pide a dos asociaciones que no se personen como acusación