Puigdemont cuelga una imagen de dos personas caminando en la frontera entre Francia y España