Risas de bebé, el politono del Rey