Risto, el jurado más polémico