Rosa Benito, una mujer nueva