Sara Montiel y el vestido de Pe