Sentencia pionera: su ex tiene que pagar 23.000 euros por su trabajo como ama de casa