Solo en el 10% de los hogares españoles, el autónomo es el cabeza de familia