Bartolomé Cursach, el 'rey de la noche mallorquina', es investigado por sus métodos para conseguir éxito