Banderas y una diseñadora sevillana, juntos hasta altas horas de la madrugada, según Cortázar