Mil barcos y un millón de británicos en el homenaje a Isabel de Inglaterra