Chabelita tenía unos planes de futuro que no le gustaban a la Pantoja, según B. Cortázar