Corinna, de mujer hermética a portada de revistas